jugandoyaprendiendo - Juegos de reglas
   
 
  Home
  ¿Qué es el juego?
  Contacto
  Tipos de Juegos
  Juegos tradicionales
  Juegos de roles
  Juegos para el bienestar emocional
  Juegos didácticos
  Juegos de reglas
  Contador de visitas

Juego de reglas

Los juegos de este tipo implican reglas, que ya se encuentran fijadas y que el jugador tendrá que seguir para participar óptimamente en este tipo de juegos. Tomando en cuenta la Teoría de Piaget el niño en su paso por la infancia transita del ejercicio de la palabra, a la imitación y luego a la representación de la realidad, donde primero se adapta y después acepta sus normas y reglas. A través del juego el niño integra su experiencia y se adapta a las exigencias que el medio ambiente (escuela y familia). Con esta integración de sus vivencias jugando se desarrolla hasta que después en la adolescencia busca modificar esa realidad con hechos y acciones propias.

La adaptación social del niño a través de los juegos organizados y regidos por reglas se acerca más al mundo compartido de los otros y por ello deja de interesarse por el juego simbólico, el juego de la imaginación, de la imitación y la transposición de acciones a otros seres.[1]

Por eso cada vez más el juego se parece al trabajo ayudándolo a la adaptación de la realidad y a la socialización con sus pares con una nueva forma de crecer jugando. Así surgen los juegos colectivos con temas comunes como: la escuelita, la casita, el tráfico, etcétera, en el que cada uno de los niños que comparten la acción, despliega su papel en mutua convivencia y se desarrolla un juego organizado y efectuado realmente en conjunto.

Todos los juegos que implican una interacción y  el compartir con los demás, trae consigo reglas que facilitan la convivencia, algunas reglas intrínsecas que son transmitidas de generación en generación; otras veces son reglas que pueden variar de un grupo a otro y son los propios niños quienes se encargan de crearlas en colectivo.

Según la teoría de Piaget los juegos con reglas  se inician  como los rituales que cada niño crea para sí mismo, es decir, esas situaciones o acciones infantiles que en determinados momentos de la vida diaria él construye e instituye, por ejemplo, los hábitos de higiene, de alimentación y antes de ir a dormir o la norma de no pisar la raya de las banquetas mientras caminan.

Para que un juego pueda ser considerado como juego de reglas, debe cumplir con dos requerimientos, por un lado deben fijarse las reglas que permitan realizar dicho juego, y por el otro debe presentarse la concreción  de las reglas, que determinan claramente cada uno de las acciones que implica el juego como  la salida, el avance, las capturas, bloqueos, desbloqueos y finalización.

Las reglas se dan también cuando el niño coloca sus cochecitos en determinada forma, por tamaño, color, o en su propio orden, colocando filas interminables de coches u objetos y que lo hacen más hábil y diestro en su coordinación visomotora, pero también más capaz de comprender y practicar un orden.[2]

Los beneficios que nos trae la aplicación de los juegos de reglas en los niños se muestra en la tabla 2.

TABLA 2. Beneficios de los juegos de reglas.[3]

Aspecto general

Características

1. Permiten desarrollar diferentes estrategias para prever el punto de vista del otro.

- Salida del período Egocéntrico.

- Desarrollo de los primeros elementos de razonamiento lógico.

2. Potenciar la aceptación y cumplimiento de las normas, implícitas o explícitas en todo juego de reglas.

- Desarrolla el sentido de la responsabilidad.

3. Posibilitan la comunicación con su grupo de iguales, lo que potencia la aparición de diferentes “roles” dentro de la estructura de grupo.

- Crea una situación de observación de las relaciones interpersonales.

 

4. La aceptación y creación de juegos de reglas favorece el descubrimiento de las leyes que rigen la convivencia.

- Descubrimiento paulatino de las normas sociales.

5. Proporcionan la posibilidad de elaborar sus propios juegos a partir de otros tradicionales.

- Potenciar la creatividad.

6. Favorecer las actividades de seriación, clasificación y ordenación entre otras.

- Adquisición de nociones prenuméricas, correspondientes con el pensamiento matemático.

7. Permiten la aplicación sucesiva de las normas de juego y la exploración del espacio.

- Adquisición de las nociones de tiempo y espacio.

8. Favorecen un tipo de actividad reiterativa, dado el carácter lúdico que les caracteriza.

- Desarrollo de la memoria comprensiva.

9. Permiten explicar y discutir la propia actividad, en definitiva, evaluarla en función de objetivos concretos.

- Aumentar la capacidad expresiva y comunicativa.

- Desarrollar la capacidad de razonamiento.

10. Posibilita el cambio de papeles, en distintas situaciones, dentro del mismo juego.

- Potenciar el fortalecimiento de las relaciones personales.

 

Es incuestionable la importancia que el jugo de reglas tiene para integrar lo aprendido por el niño en su desarrollo cognitivo, afectivo y social, debido a que la mayoría de las reglas impuestas por los niños es los juegos son imitadas, aprendidas, asimiladas y puestas en práctica tomando como modelo las acciones y las normas establecidas entre los adultos.


[1] Martínez Zarandona,  Irene. Recuperado el 31 de mayo de 2010. Disponible en la web:  http://sepiensa.org.mx/contenidos/2004/irene/eljuegoreglas/eljuegoreglas.html

 

[2] Martínez Zarandona,  Irene. Recuperado el 31 de mayo de 2010. Disponible en la web:  http://sepiensa.org.mx/contenidos/2004/irene/eljuegoreglas/eljuegoreglas.html

[3] Pérez Madorran,  Enma.  (Diciembre-97). Los juegos de reglas como base metodológica en educación Infantil.  Recuperado el 31 de mayo de 2010. Disponible en la web:

http://www.waece.org/biblioteca/pdfs/d080.pdf

 


Hoy habia 2 visitantes (7 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=